Carpe mobile diem

ImagenDe todos es conocido el tópico carpe diem que literalmente significa “cosecha el día”. Se ha traducido comúnmente -y no es que esté mal, ¡para nada!- por “vive el momento”. Lo que verdaderamente se ha pervertido es su significado: vivir el momento, sin confiar nada al mañana porque puede que no nos haya sido concedido, no es sinónimo de vive rápido, a tontas y a locas, vive a todo gas.

 

No, no me he vuelto loca y no he dejado el mobile marketing para dedicarme a la filosofía, pero tengo una hermana -Lucía, profesora de Latín y Griego- que me ha inspirado esta entrada, colaborando incluso en la redacción del post. ¡A Horacio y su carpe diem quería ver yo con un dispositivo móvil en la mano!

 

Esta inmediatez, este aquí y ahora está más presente aún si cabe en lo que le pedimos a nuestro terminal y es uno de los puntos importantes a tener en cuenta cuando vamos a desarrollar una app, un site web móvil, una landing, una campaña… Es decir, todo aquello donde vamos a lidiar con la paciencia del usuario en un dispositivo que, al contrario del pc, no permite abrir más pestañas. ¿Sabéis la paciencia que tenemos los usuarios de móvil? Pues, como diría mi padre, la tenemos toda porque no usamos ninguna. Y así, una vez pasados 4 segundos desde que hemos querido acceder a algo a través de nuestro terminal y no ha sucedido nada, abandonamos e incluso provoca que no volvamos a acceder a ese site. A cada segundo que pasa aumenta un 0,65 el ratio de rebote.

 

Quizá por eso, antes de proponer la super aplicación o la creatividad impactante, deberíamos pensar en cómo la van a encajar los usuarios y eso es tan sencillo como ponernos en su piel. ¿Qué sientes cuando vas en el metro leyendo desde tu tablet, aparece un banner que casualmente te interesa, haces clic y tarda un mundo en abrirse; y al abrirse te metes en una especie de “Buscando a Wally” ya que no está adaptado a tu dispositivo o, peor aún, debes estar conectado a una red Wifi para poder descargarte el contenido?  Hagamos un ejercicio de autoreflexión: ¿cuántas de las cosas que abres en el metro y piden wifi las vuelves a abrir cuando estás en casa?

 

Desde Unkasoft, promovemos siempre el diseño, la creatividad pero, sobre todo, la usabilidad. Al fin y al cabo, llevamos desde 2004 investigando e intentando conocer al usuario final de los dispositivos móviles; y no, no se comportan igual que en web, por lo que es un error copiar y pegar la estrategia que tienes en web para el móvil. Los usuarios de móvil demandamos calidad y rapidez, huímos de los inter que se abren cuando no queremos y de aquellas aplicaciones que nos piden hasta una gotita de sangre de unicornio para poder descargárnosla. Somos un puntito más avanzados que los usuarios de web.

No sabemos esperar. Lo queremos todo hic et nunc. La inmediatez se ha convertido en la caracterísitica de este siglo y, a la vez, en nuestro talón de Aquiles: hemos olvidado el insustituible aprendizaje de esperar, fortaleciendo nuestra paciencia contra nuestro peor enemigo: nuestra propia urgencia, nuestro querer quemar días hacia delante, con el deformado carpe diem por bandera. Nosotros mismos y lo que la sociedad quiere que seamos: consumidores constantes y cuanto más ávidos, mejor. Y así, no sabemos esperar. La consecuencia lógica es que nos desesperamos con una facilidad pasmosa: esperando que se abra una aplicación, que cargue un capítulo en Internet, que nos atiendan en el super, que llegue la pareja ideal, el trabajo ideal o la décima ;).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s